ECONOMIA SUSTENTABLE

¿Cómo es la nueva observación de la economía?

Las ciencias sociales tradicionalmente concibieron la organización de la sociedad como resultado del indescifrable "proceso de la historia". La evolución social, que algunos llamaron "sociabilización", suponía para la ciencia un único principio aceptable: la inter-acción de los individuos; Idea que apelaba a la adaptación de mujeres y hombres a la convivencia comunitaria, y que en el largo camino de la prueba y el error de la organización social iba definiendo en cada tiempo y lugar una cultura y hasta un estado de derecho.

Pero ésta simple observación, que remitía al pragmático comportamiento del individuo en sociedad, dejaba sin considerar a un trascendente proceso que se presenta previamente a toda acción del ser humano, ya sea individual o colectiva, y que aquí señalamos como los procesos de decisión.

El proceso de decisión es un elemento que interviene en la organización humana, podemos decir que condiciona fuertemente las alternativas valoradas de la acción. Es donde se especifica el sentido de la acción, algo que es anterior aún a lo que referimos como expectativa. Porque según sean las formas de los procesos de decisión se derivarán las expectativas que dirigen las acciones. Entonces las acciones y los resultados de las mismas guardan compromiso con éste proceso, particularmente con el mecanismo que lo regula y que lleva a la posibilidad de expresión de las decisiones. Pero más importante es que éste condicionante permanece oculto a la observación causal entre acciones y resultados, sin que haya posibilidad para el observador de una apreciación de como interviene la previa determinación del mecanismo de decisión sobre dichas acciones y resultados.

Decimos que existe una separación entre la decisiones con las acciones y resultados, siendo la forma del mecanismo de decisión lo que regula a todas estas relaciones. En el análisis funcional que se realiza cuando se relacionan los hechos, en el estudio de las causalidades, la influencia del mecanismo de decisión permanece oculta y así es ignorada, obviándose de este modo una importante fuente de información sobre aquello que es el condicionante fundamental del desarrollo de la organización de la sociedad.

¿En que cambia el pensamiento científico a partir del paradigma del sentido?

El cambio es profundo. En primer lugar debemos abandonar la sensación de seguridad que transmite la "realidad de los objetos". Las realidades últimas y concretas son los "desechos" de una previa organización. El mundo de los hechos y los objetos ya no poseen para los fines analíticos de la sociedad una sustancia de donde parte su condición como objeto social. Asumimos entonces que la observación científica es suceptible de cambio y que el sentido objetivo siempre podrá alcanzar una forma diferente. Siendo ésta forma, y no una cualidad escencial, la que define momento a momento las acciones de los individuos.

Reconocer la escencia inasible de los objetos no significará ya conformarnos con el simplista análisis de los hechos. Esto ha llevado a ignorar cómo se da el desarrollo de una sociedad; Porque no es la acción misma la que puede develar una mejora, siendo que toda acción práctica posee un sesgo ideológico inherente a la condición del sentido que se establece antes que ésta y que deviene del tipo de organización social. Es por eso que el análisis funcional de las sociedades deja ya de considerarse una metodología útil para el reconocimiento de las vias del progreso. La funcionalidad de las variables cuantificables es un desprendimiento de una determinación de sentidos que no depende únicamente de la acción y su resultado, requeriendo que la observación que realizan las ciencias sociales tengan que incluir los elementos que hacen a ésta determinación, y que se encuentra más allá de lo que hasta ahora se ha definido como "marco institucional".

Llegando a éste punto, sí consideramos entonces que el proceso de decisión interviene en forma determinante en la orientación del sentido de la acción, afectando la atribución de sentidos, luego los procesos de decisión que posea la sociedad juegan un papel fundamental en el orden social y por consiguiente en toda funcionalidad de los hechos, conformando realidades. Así se puede afirmar que la observación científica deberá atender especialmente a aquellos elementos de la organización de la sociedad que actúan como mecanismos de decisión o consenso, por ser estos los que intervienen activamente sobre las formas concretas y últimas de la realidad. Constituyendo estos elementos los primeros condicionantes para toda organización, sea económica, social o política.

En lo que se refiere particularmente a la organización de la economía encontramos varios aspectos importantes de revisión. Podemos hablar de un sentido económico promotor de la acción económica que en las sociedades modernas se encuentra fuertemente condicionado por el logro de utilidad monetaria. Así, la observación práctica de la economía, que persigue siempre tal utilidad en toda sociedad donde se utiliza dinero, reduce fuertemente la plenitud de sentidos presentes ocasionando la marginación del ambiente natural y del ser humano, manifestando los problemas de sustentabilidad. Si bien esta observación práctica que provoca lo económico permite eliminar un importante espectro de visiones fantásticas, sirviendo para orientar productivamente al individuo en favor del progreso material de la sociedad, sin embargo deja de lado también otros sentidos no-económicos que conforman una buena parte de la verdad y la justicia que el ser humano requiere para organizarse en sociedad. Esto nos lleva a que si bien la observación práctica podrá seguir estando dirigida por el sentido económico, no ocurra de igual forma con la observación científica de la economía, que necesariamente deberá integrar elementos de análisis considerados hasta ahora como sociales y políticos, y sin los cuales ésta ciencia se vería reducida a una ideología.

En ésta breve presentación es importante señalar que las dimensiones trascendentes del sentido, la económica y la social, que se excluyen mutuamente, encuentran su manifestación concreta en lo que llamamos territorio. Es por eso que en la nueva observación económica de la sociedad el territorio, como aquello que hace a los contenidos culturales, socio-económicos o políticos de las comunidades sea la principal variable del análisis del desarrollo. Efectivamente, dependerá de la organización político-territorial de los países y las regiones, la función que ejercerán los mecanismos de consenso para la organización económica y el desarrollo de la sociedad.

*	*	*

En los dos libros que figuran a continuación se presenta una discusión sobre éstas y otras cuestiones: Vemos en La "lógica" de la libertad un nuevo marco para la observación económica siguiendo las consideraciones antes señaladas. El título intenta reflejar una de las concluciones del libro: La libertad como condición de la organización social y económica, pero que separada de la igualdad carece de una valoración práctica, manteniendose abstracta. Libertad e igualdad alcanzan su expreción concreta cuando hombres y mujeres poseen participación en las decisiones privadas y públicas de una comunidad. Es en la participación donde la libertad y la igualdad poseen sentido conjunto y pleno; sólo cuando existe posibilidad para la acción participativa el individuo puede resolver justamente estos sentidos. Luego de allí procede lo que percivimos como justicia social, es decir la justicia concreta; la de toda vivencia en comunidad, que lleva los contenidos originales de fraternidad, y que son primeros a las valoraciones doctrinarias de una justicia reflexiva o incluso de la ley y del derecho representativo.

Las teorías económicas actualmente difundidas esquematizan el razonamiento y así parcializan la realidad. Esta no es la visión que seguimos. La fragmentación de la observación de la sociedad es un grave error epistemológico que deriva inevitablemente en el pensamiento axiomático, es decir doctrinario y abstracto. Así la realidad que no se ajusta a la "teoría", es decir a la doctrina, será vista como un "error de la realidad" o como algo ajeno a esa "rama" de la ciencia social. Pero no hay realidad ni ciencia en un pensamiento fragmentado sobre la sociedad. La teoría que aquí se presenta intenta superar esto con una observación que toma en cuenta todos los elementos que conforman la vida del ser humano en comunidad. Esto se consiguió a partir del descubrimiento del fenómeno del sentido, que fue presentado originalmente por Niklas Luhmann en su Teoría de los Sistemas Sociales. Partimos del sentido como nuevo elemento para explicar integralmente la economía, ya sin la nececidad de juicios sobre la realidad, abarcando junto a lo económico las dimenciones sociales y políticas, lo que nos permite ganar mayor información sobre la sociedad.

El segundo libro: Donde mueren y nacen las ideologías, trata particularmente los problemas de la organización político-territorial; Aquí se da una explicación de porque la democracia federal ha permitido que la política se convierta en un instrumento efectivo del desarrollo de las sociedades actuales. Esto se presenta, no desde un análisis histórico, sino a partir de la visualización concreta de como se conforman las ideologías en los paises y de como actúan en la dinámica del progreso económico.

Los esquemas tradicionales de la observación ecómica, si bien pueden indentificar limitantes para el desarrollo como la concentración del capital o la falta de distribución del ingreso, sin embargo obvian las condiciones que requiere la organizacion política para resolver eficazmente estos problemas, y establecer las condiciones del desarrollo sustentable. Entender como se generán y accionan las ideologías muestra donde reciden los condicionantes de la organización de los paises para el crecimiento o el desarrollo; Muestra porque el federalismo es lo que da la posibilidad de una construcción del derecho con la democracia.


La "lógica" de la libertad
Teoría Económica Sustentable 

por Sergio Alfredo Cutri

2003 R y C Editora Buenos Aires, 191 pp.

    INDICE
  1. Prefacio
  2. Introducción
  3. La observación económica de la sociedad
  4. Teoría económica e ideología
  5. La racionalidad y la lógica económica
  6. La construcción de la complejidad
  7. El sentido económico
  8. El mecanismo de consenso político: La antilógica de la libertad
  9. Los mecanismos de control
  10. Evolución y estabilidad de la organización
  11. Política de la organización del territorio y desarrollo sustentable
  12. Bibliografía

Se presenta una nueva teoría de la organización económica. Donde la observación científica alcanza a incluir la total complejidad del ser humano y el mundo, con una mirada que integra la plenitud de sentidos, aquellos que hacen al uso eficiente de los recursos pero ademas los que responden a la vida y la libertad. Es una dimensión que abarca la realización vivencial junto con la atención sustentable del ambiente natural, como extremos sensibles de una sociedad que muestra cual es el mecanismo que define el cambio institucional, el que a lo largo de la historia ha marcado el camino de la libertad: La "lógica" de la libertad como anti-lógica, que resuelve los órdenes impuestos por las lógicas sociales y económicas; que recupera al ser humano de su esclavitud y su factorización y va hacia la expresión democrática de su Ser.



Donde mueren y nacen las ideologías
Organización Político-Territorial y Desarrollo Sustentable 

por Sergio Alfredo Cutri

2005 Editorial Dunken Buenos Aires, 214 pp.

    INDICE
  1. Prefacio
  2. Introducción
  3. Sistemas económicos sustentables
  4. Dimensiones del sentido económico
  5. Interdependencia sistema económico y social
  6. Individuo, dinero, mercado y economía
  7. Decisión y orden emergente
  8. Mecanismos de decisión o consenso
  9. La decisión como acción colectiva
  10. Territorio: Donde mueren y nacen las ideologias
  11. Bibliografía
  12. Indice analítico

El libro presenta las condiciones que requiere el desarrollo de un país. Las mismas no se encuentran en el estado de la tecnología o los requisitos de capital, o en cualquier otra consideración que la arcaica ciencia tradicional ha creido observar, sino en las dinámicas ideológicas; éstas son las verdaderamente responsables de todo desarrollo.

Desde los recientes avances de la nueva sistémica del sentido se presenta la nueva observación de la economía, que muestra cómo la organización político-territorial determina las posibilidades de desarrollo y sustentabilidad de las sociedades, según como ésta sea habrá luego pobreza o desarrollo, dependencia o libertad.

La organización político-territorial de un país define las ideologías que dirigen las fuerzas productivas para el crecimiento económico y la no-dependencia. El desarrollo requiere de la conformación de las autonomías políticas territoriales, es decir, una real organización federal, que sólo se consigue si existen posibilidades de auto-organización económica de las jurisdicciones de base: Las condiciones para la auto-organización económica local de los municipios crean los incentivos para la emergencia de los mecanismos de decisión de la comunidad, donde se encuentran las reales posibilidades de protagonismo de una sociedad, que determinan el desarrollo sustentable, es decir con justicia social.

Sobre el autor

Sergio Alfredo Cutri nacio en Buenos Aires, Argentina, en 1962. Es Investigador en organización institucional (Universidad de Buenos Aires, 1992-2004), Doctor en Economía Agroalimentaria (UCO, España 2001) y MS en Economía Rural (UBA, Argentina 1997), Especialista en Investigación de Mercados (DSE, Alemania 1996). Publicó numerosos trabajos sobre las restricciones institucionales para el desarrollo. En estos dos libros ha buscado poner en relieve las limitaciones conceptuales y semánticas de la ciencia económica actual para observar cómo se establece el desarrollo de las sociedades.

contacto e-mail